miércoles, 29 de enero de 2014

Fácil es:

... culpar al gobierno.
... dejarse llevar por la paranoia y la sicosis.
... culpar a la policía.
... echar maldiciones sobre los delincuentes.
... desear verlos muertos.
... pedir violencia para combatir la violencia.
... desconfiar de los vecinos.
... crear toda una teoría conspirativa en nuestra contra.


NO ES FÁCIL: 

... guardar la calma
... respirar tranquilamente
... perdonar a los agresores
... llamar a la policía [aunque luego los pisados no vengan.]
... mantener la fría la cabeza.
... respetar la vida de los agresores
... unirse con los vecinos y colaborar con las autoridades
... conciliar el sueño y dormir.


Escribo esto porque fui asaltado junto con mis papás en mi propia casa el día de hoy. La PNC no llegó a pesar que se le llamó. Quiero creer que fue porque no tienen patrullas disponibles en las jefaturas cercanas.

viernes, 13 de diciembre de 2013

Comentario




Hay niños de cien años, hay personas  
                de cinco.

Hay personas que son tan especiales
                       que nunca envejecen
porque saben que la vida se lleva
                                         en el
                                              [corazón.


Lo malo de tener buena memoria, es que se recuerda todo lo indeseable.

viernes, 6 de diciembre de 2013

martes, 26 de noviembre de 2013

La gente de madera





  Hace casi dos años, mis amigos Junajpu y Xbalamke se despidieron -temporalmente- del mundo de los blogs. El tono resignativo y pesimista de la publicación de ellos no solo es una muestra de impotencia ante la ficción -entre otras cosas- que ha representado Guatemala desde 1821. El punto es que al leer esa publicación, encontré cierto paralelismo con la historia en el Popol Wuj que da título a esta entrada, y de como -en mi opinión-, la gente de madera actual en Guatemala son los mismos chapines

sábado, 5 de octubre de 2013

Totonicapán, racismo y medios de comunicación*

[a un año de la masacre en Cumbre de Alaska]

Totonicapán, al día siguiente de la masacre


Ante la matanza [hoy hace un año] de campesinos en el kilómetro 170 de la carretera interamericana, muchos comentarios se han vertido, columnas se han escrito, discusiones se han generado, no obstante es importante destacar la serie de comentarios racistas que a través de las redes sociales muchos individuos han escrito. Lo curioso del caso es que, amparados por la libre expresión del pensamiento, en diarios que se dicen, independientes, honrados y dignos, se difunden este tipo de comentarios despreciativos que a no dudar reflejan pobreza humana de sus autores.